viernes, 13 de marzo de 2009

¿Un autor?

Los autores tienen extrañas etiquetas, las cuales influyen en la percepción de las personas. Es fácil imaginar la vida de un escritor como un montón de hojas, que han ido tomando la forma de timidez. Al paso de los años se ha llenado de experiencias, las cuales le han marcado un sendero solitario, allí libera su alma se siente libre y se dedica a soñar. Se reconoce como persona sensible a la que el más mínimo cambio en la estructura modifica su ser y es un gran conocedor de la ciudad, camina por sus callejas sin apuro alguno.

Es tarde, el reloj marca las dos de la mañana, entre una gran nube de humo, muchos papeles regados, ideas por aquí y por allá, se encuentra el cuerpo de quien le ha dado vida a diversos personajes… Más de cuatro tazas de café nos dejan ver que el trabajo lo hizo su presa la noche anterior. No ha dormido, se siente incomprendido cada que alguien le recuerda que la gente lo ve como un desempleado, su ritmo de vida es diferente a los demás entes que se hacen llamar seres humanos, el escribe… sí escribe cada una de las cosas con las que el resto de la población sólo podrá soñar, se considera un creador, a través de sus palabras, diversos mundos cobran vida… se para el cuello cada que alguien le dice: eres un autor, pero, ¿qué es eso?... le da vueltas sin encontrar una respuesta que satisfaga su inquietud…

Se abalanza a la computadora y navega por la red, visita uno, dos, tres portales siempre buscando respuesta, siempre creyendo que la definición que ahora abrirá es mejor a la anterior y lee:

Un autor es toda persona que crea una obra susceptible de ser protegida con derechos de autor. Generalmente, el término no sólo se refiere a los creadores de novelas, obras dramáticas y tratados, sino también a quienes desarrollan programas de computación, disponen datos en guías telefónicas, elaboran coreografías de danza, también incluye a los fotógrafos, escultores, pintores, cantautores, letristas de canciones (distinguiéndolo del creador de la música, al que se lo llama compositor), a los que graban sonidos y traducen libros de un idioma a otro, etc.

En el monitor de su computadora se alcanza a leer un fragmento de su obra, no ha utilizado a un narrador en tercera persona, simplemente busca recrear el goce estético.

En algún momento escribí que mi vida es como un montón de hojas que van tomando forma y cuentan una historia...Hoy una más de este libro ha pasado. Día a día fui construyendo un camino, seguí un sueño. Cifré todos mis ideales por conseguir el brillo de esa estrella... Muchas cosas sucedieron por arte de magia, otras simplemente se fueron apagando y su luz no volvió a arder. Este día entiendo realmente el significado de: Camino con corazón, ese que realmente duele pero que cada paso dado sabe a gloria.

Cada uno de sus lectores se recrea como un fantasma a vencer… pero en su mente continua la pregunta… ¿qué es un autor?... un autor es aquel que deja su sangre y su piel en su obra, es el que se entrega para concebirla, se da cuenta que a la par que teclea un texto, lo forma, lo cuida como si fuese un pequeño ser al cual debe proteger. Cada una de las grafías es parte del legado que dejara en este mundo, cada una significa una parte de su ser, de su mente saldrán imágenes que han de deleitar a las generaciones por venir… revuelve entre sus papeles y encuentra una nota al parecer el inicio de un ensayo sobre lo que para él significa ser un autor…

¿Qué es un autor? Y ahora lo preguntan… ser autor significa poder recrear el universo mediante el reflejo de las imágenes sentidas, soñadas, vividas, transmitiendo a la persona que entre en contacto con nuestra creación, dejar parte de tu alma en la obra, se dice fácil… pero al momento de crear expones lo que traes, expones cada célula de tu ser…

Y se sigue preguntando, qué es un autor, la respuesta parece no llegar, sabe que es un creador, ese ente raro de forma humana que juega a ser Dios en cada una de sus obras, que se cree con el poder de transformar todo lo que toca en oro cual Midas. De pronto se encuentra ya tecleando en esbozo de verso, ahora se siente poeta:

Cual Fausto me escabullo,
y en las letras encuentro cobijo,
en los silencios veo mi fin...

Hoy has creado,
Cual Dios te levantas,
Ante tus ojos,
Diversos mundos cobran vida
Tu pluma es el sable
Con el cual esgrimes vida,
Como el pintor, lentamente esparces nubes.

Y siguen pasando las horas, se da cuenta que él es un autor, describirlo le cuesta trabajo, pero se reconoce como tal, ha creado una obra, un texto, una expresión de su alma reflejada en las letras. Vive de sus letras, le pagan por lo que ha escrito, cada una de las grafías que ha plasmado en papel. Suspira y menciona… un autor sólo puede ofrecer lo que emana de su alma, ese es su trabajo.

Se da cuenta que el autor crea, le da vida a historias, logra a través de sus palabras transmitir emoción y sentimiento. Sigue trabajando, toma su lugar junto a la chimenea y el chispazo de las llamas abstrae su mente, recrea el lugar, se da cuenta que ha creado una larga lista de seres, no les ha puesto nombre. No se atreve a ello, no quiere perderse entre tantos espejos. Nota que cada una de sus creaciones le ha dado vida a otras tantas, de la misma forma en la que a él le dieron vida.

Sigue su búsqueda sin encontrar una definición que sea suficiente para su inquieto espíritu… el sueño comienza a vencerlo, es tarde debe descansar, ha estado escribiendo todo el día, en su mente sólo se encuentra una pregunta… ¿Cómo describir algo inherente a mi?... ¿Cómo explicar que es ser un autor?... creo, piensa, que la respuesta correcta me la dará el tiempo.

1 comentario:

Rwddael Inquisidor IX legion dijo...

Ser autor será inherente a cada quién? ¿Será que todos somos autores al menos una vez en nuestras vidas?

Sólo sé que un autor en fomra es un ser trascendental, que rompe las barreras de la convención dejando como tú lo has dicho, el alma y la piel.

Es bonito ser autor, sentirse autor, creerse autor y crearse autor. Al menos es de lo que me hace pasar ciertos límites que el mundo me pone.