sábado, 25 de octubre de 2008

¿hi5?

Las maneras de conocer gente han cambiado de una manera radical, antes debías salir a la calle hasta en el metro podías encontrar a alguien interesante… tener contacto cara a cara con esa persona, que sin saberlo abrirá la caja de Pandora… ahora basta un clic para conocer gustos, manías, fotos y hasta sueños de cualquier individuo… sin embargo como sucedía anteriormente… , habrá que averiguar si lo que dice es cierto… el cambio más notorio es la imposibilidad de ver la cara de los lectores… esto evita toda suerte de inhibiciones…

El reloj marca las 14:00 horas, Ivette, cibernauta por excelencia desde hace ya un tiempo atrás… ha llegado a su casa… no puede quejarse, ha comido en el colegio y es tiempo de prender la computadora… abrir Internet y conectarse a Hi5, MSN, myspace y Facebook…

—¿qué no tienes otra cosa que hacer que estar allí pegada?— dice su madre mientras, la pequeña se encuentra como hipnotizada ante la pantalla… Ivette ni se inmuta, chismosea feliz por cada una de las páginas de sus amigos… Luís subió las fotos de la última fiesta… Ella las taggea y deja comentarios al por mayor… Pasan una, dos, tres y hasta cuatro horas y no deja de ver siempre el mismo formato…

Se cansa… es hora de dormir… apaga la computadora… en la televisión su programa favorito .hack//sign la alucinante historia donde se entremezclan el mundo real con un universo virtual. Supuestamente es un juego… como muchos que existen actualmente online, intenta explicar cuando le preguntan sobre él… Portales enigmáticos, servidores que trasladan a los personajes de un lugar a otro, los problemas surgen con la imposibilidad de desconectarse de la red y la presencia de un Administrador del Sistema similar al Master en el juego de rol… Mientras veía uno de los capítulos recordó un párrafo de Augusto Monterroso en Uno de Cada Tres:

“Todos sus conocidos estarán informados al mismo tiempo de los mismos hechos. Circunstancia que evita celos y reclamaciones posteriores, pues solamente un descuido, o un azaroso desperfecto en el aparato propio, colocaría a alguno en desventaja respecto de los demás”… Y la imagen de las famosas redes sociales la atacó inmediatamente… ¿Cuántas personas me conocen sin siquiera haberme visto, he perdido la cuenta de los perfiles que visité el día de hoy?... piensa mientras consume palabra a palabra el texto que sostiene entre sus manos…

Sigue leyendo hasta que el sueño la vence… se observa conectada a una gran maquina escribiendo en su página personal “Sueño. Sueño que sueño. Mentalmente me veo soñar que sueño y también puedo verme ver que sueño. Me recuerdo soñando ya y también viéndome que soñaba…”y escribía eso en la página personal…

2 comentarios:

Juan de Lobos dijo...

buen texto, buen ritmo, pero algunos abusos en los puntos.
Saludos y sigue creando.

Rwddael Inquisidor IX legion dijo...

Halo:

Creo que ya te he dicho que me gusta cómo escribes y ahorita que tengo algo de tiempo me dedico irónicamente a visitar los umbrales electrónicos de mis cuates.

Cierto, cada vez pasamos más tiempo en la pantalla o en las pantallas, seguimos conociendo gente, pero de otra manera. Las redes sociales nos han vuelto ávidos de contactos y comentarios en las fotos y el perfil. A tal grado que hay gente que para mantenerse popular se toma fotos cada vez más llamativas y tiene ya firmas de copia y pega para responder sus comentarios.

Afortunadamente está en cada quién el uso que se les da a las redes sociales, desde baquetonear hasta herramientas de trabajo y comunicación.